Para descubrir El Cobre, diríjase a un lugar situado a unos 20 kilómetros al oeste de Santiago de Cuba.

El Cobre debe su nombre a la mina de cobre que se explotaba allí desde tiempos precolombinos ("cobre" en español).

La mina cerró en 2000, pero El Cobre sigue atrayendo a muchos visitantes, tanto cubanos como extranjeros.

Y con razón. La Basílica de Nuestra Señora del Cobre es el edificio religioso más famoso de Cuba.

Artículos relacionados

Cómo llegar a El Cobre

El pueblo de El Cobre es fácilmente accesible desde Santiago de Cuba.

La línea 2 de autobús sale del pueblo varias veces al día desde la estación de autobuses intermunicipal (en la esquina de la Avenida de los Liberadores con la calle 4).

También puede tomar un taxi hasta Santiago.

El viaje de ida y vuelta cuesta 25 CUC.

La Basílica de Nuestra Señora del Cobre

La inmaculada Basílica de Nuestra Señora del Cobre se alza en las alturas del pueblo, con la exuberante sierra como telón de fondo.

El edificio se construyó en 1927 en un lugar consagrado desde el siglo XVII.

Una multitud de peregrinos cubanos acude allí cada año.

La basílica celebra a la Virgen de la Caridad, la "Cachita" para los que la conocen bien.
Esta última es la patrona de Cuba.

Una pequeña estatua de la Virgen, vestida de oro, se encuentra detrás del altar.

Si la basílica merece una visita, es también por la multitud de exvotos que allí se exponen.

Muletas, diplomas, medallas, estetoscopios y otras ofrendas se han depositado allí en abundancia para agradecer a la Patrona de Cuba sus beneficios.

El propio Ernest Hemingway llegó a dejar allí su Premio Nobel, que permaneció en la Basílica del Cobre hasta 1986. Cada año, el 8 de septiembre, cientos de fieles se reúnen en El Cobre para celebrar la fiesta de la Virgen de la Caridad.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.